Nestor Chayelle: Visión de juego| Jan Hurtado encarna salto del fútbol nacional

14/07/2019

Los que niegan el crecimiento del fútbol venezolano habría que enseñarle el salto hacia los clubes de primer nivel en Suramérica que han dado los jugadores criollos. Cuando Carlitos Maldonado fue contratado por el Fluminense de Brasil en 1992, luego de su destacado rendimiento con Venezuela en la Copa América de 1989 celebrada en el gigante país amazónico, su salto fue un caso aislado, producto de un rendimiento individual que nada tenía que ver con la globalidad del fútbol venezolano. La idea de que un equipo de Suramérica contratar a un venezolano, un país de “peloteros”, era vista entonces como una excentricidad.

Ricardo David Páez, uno de los mejores mediocampistas del país, jugó en las categorías inferiores de Boca Juniors, pero aunque tenía la calidad técnica y la inteligencia táctica, ningún entrenador se atrevió a cometer el sacrilegio de subirlo al primer equipo de popular club Xeneixe.

De allí la importancia de la contratación de Yeferson Soteldo por el Santos de Brasil, donde recibió el mítico dorsal 10 del Rey Pelé, y el reciente fichaje de la perla del ataque, Jan Hurtado, para reforzar la línea de definición de Boca Juniors de Argentina por solicitud del propio técnico Gustavo Alfaro. Ahora solo falta que Hurtado la rompa en Boca Juniors y de el gran salto que a un club gigante del fútbol de Europa.

Ver fuente

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.