Nestor Chayelle: Van 56 expulsados de Fanb por golpe 30A

29/05/2019

El presidente Nicolás Maduro degradó y expulsó de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al general de División (Av), Ramón Ismar Rangel, según se lee en la Gaceta Oficial N° 41.640 difundida ayer. La decisión está contenida en el decreto 3.855 firmado por Maduro donde también aplicó igual sanción al coronel Ramón Alí Peñalver Vásquez.
Ambos militares forman parte del grupo que ha pretendido mediante “actos hostiles, medios violentos y desconocimiento de las autoridades legalmente constituidas, cambiar la forma republicana de la nación, poniendo en peligro la independencia, soberanía y la integridad del territorio”, según dice el decreto presidencial. Tanto Rangel como Peñalver están incursos en traición a la patria y así quedó asentado en el mencionado documento.
El general Rangel difundió un video el pasado 12 de mayo instigando al mundo militar a cambiar “este sistema político”. Este alto oficial estuvo destacado en Cuba dirigiendo entre 2012 y 2018 una empresa mixta formada por capital proveniente de la isla y del Estado venezolano. “No sigamos diciendo leales siempre, traidores nunca”, dice el militar en el aludido video.
Mientras que Peñalver Vásquez formó parte del tribunal militar 2° de juicio de Maracay (Ara). En ambos casos, el jefe de Estado expresó que son indignos de pertenecer a la Fanb “por haber violentado con su conducta los valores y principios que representan a la institución militar”.
El decreto indica que la decisión “implica necesariamente la pérdida del grado y condecoraciones nacionales”; pero, a su vez, aclara que reconoce y respeta los derechos adquiridos en materia de seguridad social.
Aparte de la degradación y expulsión de la Fanb, Rangel y Vásquez tienen sendas investigaciones penales abiertas a los fines de determinar la existencia de los elementos de modo, tiempo y lugar que permitan precisar el tipo de responsabilidad.
Peñalver y Vásquez presuntamente fueron contactados por sectores de oposición que impulsaron el intento de golpe del pasado 30 de abril, cuyo centro de operaciones se asentó en el Distribuidor Altamira, municipio Chacao (Mir). Entre los planes de ese día, estaba sacar de Venezuela al presidente Maduro e instalar una junta de transición, según fuentes militares.
El levantamiento del 30-A incluyó la participación de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), a quienes le dijeron que se trataba de una operación para controlar una situación irregular en el Internado Judicial de Aragua, situado en Tocorón.

Ver fuente

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.