Nestor Chayelle: Supremo de Brasil niega transferencia de Lula a una cárcel de Sao Paulo

07/08/2019

El Tribunal Supremo de Brasil suspendió este miércoles la
transferencia del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva desde Curitiba, donde
cumple una pena de 8 años y 10 meses de prisión, a una cárcel de Sao Paulo,
como había ordenado este miércoles una jueza de primera instancia.

Por diez votos a favor y uno en contra, la máxima corte del
país atendió el pedido de la defensa del exmandatario y decidió, en una rápida
sesión, suspender el traslado del ex jefe de Estado hasta que se juzgue un
pedido de “habeas corpus” que estaba pendiente de análisis.

Lula, de 73 años, se encuentra preso desde el 7 de abril de
2018 en la sede de la Policía Federal de Curitiba, capital del estado de
Paraná, tras ser condenado por corrupción pasiva y blanqueo de capitales en un
caso vinculado con la Lava Jato.

No obstante, la jueza Carolina Lebbos determinó este
miércoles la transferencia de Lula a un presidio de Sao Paulo, pero la decisión
fue contestada por la defensa del expresidente brasileño.

Los abogados del antiguo líder sindical pidieron que se
frenara la transferencia hasta que el Tribunal Supremo analice un “habeas
corpus” en el que se cuestiona la actuación del exjuez Sergio Moro, actual
ministro de Justicia del presidente Jair Bolsonaro, en el proceso que llevó a
la condena de Lula en primera instancia.

El recurso fue analizado con carácter urgente este mismo
miércoles por el pleno del Tribunal Supremo de Brasil y diez de los once magistrados
votaron a favor de la suspensión de la transferencia al presidio de Tremembé,
situado en el interior de Sao Paulo y que abriga a reclusos con condenas
mediáticas.

El único juez que se pronunció en contra fue Marco Aurélio
Mello, quien argumentó que Lula debería recurrir primero a un tribunal de
segunda instancia antes de hacer lo propio ante la máxima corte del país.

El recurso de la defensa, sin embargo, fue acatado
parcialmente, ya que la mayoría de los magistrados rechazaron una solicitud
para que el ex jefe de Estado fuera puesto en libertad.

Desde que fue encarcelado, Lula permanece en una celda especial, de 15 metros cuadrados y adaptada por su condición de expresidente, en la sede de la Policía Federal en Curitiba, en el sur del país y donde también se encuentra el tribunal a cargo de la operación anticorrupción Lava Jato, por la que fue encarcelado.

EFE

Ver fuente

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.