Nestor Chayelle: Notas para el cambio | Últimas Noticias

04/05/2019

El intento de golpe de Estado del 30 de abril fracasó bochornosamente. Los seguidores de la oposición, lentamente, van asumiendo la contundente realidad de que sus líderes, los nuevos prefabricados y los ya viejos y casi vencidos, les han estado contando mentiras una vez más.

Esto implica que, en medio de la crisis económica y política, en medio del bloqueo y el acecho constante por parte de Estados Unidos, el gobierno del presidente Nicolás Maduro recupera un espacio de fortaleza que venía necesitando hace rato. Pero lo más probable es que este espacio, marcado por el desastre de la contra, no dure demasiado tiempo. Así que la única opción es aprovecharlo al máximo.

Durante el acto del Día de los Trabajadores, el Presidente convocó para este fin de semana, 4 y 5 de mayo, a una “jornada de diálogo para el cambio”. Dijo que quiere que el pueblo le diga al Gobierno “qué hay que cambiar”. Queda claro que Maduro se asume en deuda con los grandes temas económicos y sociales del país.

En este sentido, la primera línea de cambio que debe implementar el Gobierno es la del discurso. Es necesario asumir la postura de que vivimos una grave crisis, y por lo tanto no se puede pretender mantener las mismas políticas de antes de la crisis.

Pero hay que decirlo. Debe haber coherencia entre las palabras y las acciones de Gobierno. Mostrarse responsable ante la gente es la mejor manera de convocar a la resistencia a los tiempos difíciles. Y esto implica un esfuerzo destacable de transparencia.

Por ejemplo, no se puede implementar un aumento salarial mediante una filtración de la Gaceta Oficial y sin ningún anuncio político al respecto. Sobre todo cuando es tradición que tal anuncio se haga el 1 de mayo.

Igualmente, si se determina la necesidad de cambiar el régimen de propiedad de una o varias empresas del Estado, tal cosa debe hacerse pública y comunicacionalmente, con las argumentaciones del caso, y no como según denuncias de organizaciones campesinas del estado Portuguesa se estaría haciendo con la empresa de propiedad social “Arroz del Alba”.

Las crisis políticas no deben enfrentarse con silencios y restricciones en el discurso, sino dando la cara al país e intensificando la producción de ideas, argumentos y debates.

Ángel Daniel González

@angeldaniel
angelccs@hotmail.com

Ver fuente

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.