Nestor Chayelle: Liberarte| El reto de Alberto Arvelo Torrealba

01/09/2019

Los versos de Florentino y el Diablo, máxima creación del poeta, ensayista, diplomático y crítico literario venezolano Alberto Arvelo Torrealba, han trascendido con el tiempo del ámbito de la cultura popular -donde ocupa un sitial de honor como expresión de la identidad nacional- a otros espacios del arte como la música académica y la danza, a través de la famosa Cantata Criolla, compuesta por el insigne músico Antonio Estévez.

En su obra literaria, publicada en 1940, Arvelo Torrealba representa la eterna lucha entre el bien y el mal, a través de las aventuras del catire Florentino, quien debe enfrentar al mismísimo Diablo en un duelo de coplas que exaltan la cultura del llano y, a la vez, muestran el sincretismo de la tradición y el fervor venezolano. Una década más tarde, el autor hizo dos correcciones al texto que, además de inspirar la mencionada pieza académica, ha dado material para diversas adaptaciones al cine y la televisión.

Conocido como “El poeta del llano”, Alberto Arvelo Torrealba nació el 3 de septiembre en Barinas, en el seno de una familia de creadores. Cursó estudios de derecho en la Universidad Central de Venezuela y en 1935 obtuvo un doctorado en Ciencias Políticas. Su primer volumen de versos, Música de cuatro, vio luz en 1928. Entre 1935 y 1936 dictó clases de castellano y literatura en colegios y liceos caraqueños, al tiempo que ocupaba distintos cargos en el sector educativo. En 1940 publicó Glosas al cancionero, considerada como modelo de poesía de raíz popular, además de la primera versión del poema Florentino y el Diablo.

De 1941 a 1943 se desempeñó como presidente de su estado natal y más tarde, entre 1951 y 1952 fue embajador de Venezuela en Bolivia e Italia. Tras retirarse de la política se dedicó de lleno a su vocación literaria. Entre sus principales trabajos están Caminos que andan, Cantas: poemas; Florentino y el Diablo; Lazo Martí: vigencia en lejanía; Música de cuatro y Obra Poética. A finales de los 60 su salud se deterioró, pero no así su humor, y a raíz de que le fue amputada una pierna, escribió la cuarteta: “La pata medio la pata / y tantas vainas que echó / que por torpe y por ingrata / bisturí de la sopló”. Arvelo Torrealba falleció en Caracas el 28 de marzo de 1971.

MÁS DATOS

-En 1968 recibió el Premio Nacional de Literatura por su ensayo Lazo Martí: vigencia en lejanía y por su incorporación a la Academia de la Lengua.

-Orlando Araujo publicó en 1974 Contrapunto de la vida y muerte: ensayo sobre la poesía de Alberto Arvelo Torrealba.

– Su municipio natal, en el estado Barinas, lleva su nombre, al igual que el museo en el que se exhiben objetos personales del poeta. l Su madre Atilia fue una poetisa muy importante en Barinas.

-En 1936 se casó con Rosa Dolores Ramos, unión de la que nacieron Mariela y el también escritor Alberto Arvelo, padre del cineasta del mismo nombre.

|

Ver fuente

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.